sábado, 8 de octubre de 2011

HISTORIA DEL CICLISMO XXII

El desarrollo de las distintas modalidades y pruebas ciclistas es contemporáneo en la evolución del aparato y predominante en sus fórmulas actuales desde las primeras décadas del siglo XX. Su principal división es la que separa las pruebas en pista (ya sea cubierta o descubierta) de las pruebas en la carretera, más populares y en las que, por lo general, se han asentado las leyendas de sus grandes héroes. Unas y otras tienen en común el sistema de medida, cifrado por el tiempo empleado en cada prueba. La primera competición de la que se tiene noticia se celebró en el Parque de Saint-Cloud de París, 1868, y fue ganada por el inglés
James Moore, que se supone llevaba ruedas metálicas. La primera prueba en carretera propiamente dicha fue el recorrido de 33 km que separa a las ciudades italianas de Florencia y Pistoia, ganada por el estadounidense Rynner van Neste en 1870. Le siguieron la Vuelta al Lago Léman, en Suiza, en 1879, y la conocida desde siempre como el infierno del norte, la París-Roubaix, organizada por primera vez en 1896, que circula sobre 22 tramos de pavés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario: