martes, 11 de septiembre de 2012

REYNOLDS/BANESTO/ILLES BALEARS/CAISSE D'ÉPARGNE/MOVISTAR 3ª PARTE

Con el copatrocinio de Seur en 1987 el equipo tiene su peor año, sin un líder claro para las grandes vueltas. Ni siquiera le queda Laguía para el premio de la Montaña, que ha emigrado al PDM holandés acompañando a Perico. Aún así, Dominique Arnould consigue una etapa en la Vuelta, en el año de su retorno al equipo navarro.
Pero con el retorno del hijo pródigo Perico Delgado en 1988, el equipo vuelve al primer plano. El jefe de filas renuncia a disputar la Vuelta a España, y prefiere disputar el Giro de Italia, donde el equipo debuta. La actuación es discreta, con un séptimo puesto, pero el estado de forma le vale para ganar el Tour, con dos victorias de etapas incluidas. Un español vuelve a ganar en París después de 15 años, y es a su vez la primera victoria en la general de una gran vuelta del equipo navarro. En septiembre, Miguel Indurain gana etapa y general de la Volta a Catalunya, la carrera española más importarte después de la Vuelta, y la más antigua. Es el año en el que comienza la etapa más gloriosa del equipo navarro y que se prolongará por varias temporadas.
El año siguiente, 1989, será el último en que Reynolds sea el patrocinador del equipo. El año comienza con victorias de Miguel Indurain en las carreras francesas París-Niza y Criterium Internacional. En el retorno a la Vuelta, Perico consigue su segunda victoria, y la primera del Reynolds, además de tres victorias de etapa, en una lucha cerrada con el colombiano del Kelme Fabio Parra y contra el equipo BH.
Este es el año del debut en el pelotón español de otro nuevo equipo, el ONCE, que se convertirá en el antagonista del equipo navarro en los próximos años. En torno a Perico se ha ido construyendo un equipo sólido con grandes gregarios como Dominique Arnould, Jesús Rodríguez Magro o Abelardo Rondón, junto con un Gorospe que ha renunciado a sus posibilidades de ganar grandes vueltas, y que ayudarán en los éxitos de Perico y los futuros de Indurain. Por el momento es el líder indiscutible el segoviano, pero cada vez comienza a tener más protagonismo el navarro, que se lleva su primera etapa en el Tour en este año, y corrige un poco el desaguisado de Perico que pierde las posibilidades de victoria final al llegar tarde al inicio del prólogo en el Tour. Finalmente consigue ser tercero, tras los renacidos Lemond y Fignon, que llevaban unos años desaparecidos por accidentes y lesiones del primer plano. En este Tour debuta Banesto como copatrocinador del equipo, que al año siguiente será el único.
Con ello Reynolds cierra una década que se iniciaba con un incierto panorama ciclístico en España, sin presencia en el extranjero, y con dificultades para imponer su dominio en el propio país. De ahí, el conjunto navarro fue capaz de hacerse ver en los podiums de España y Francia, en una primera época de esplendor en los años 82 y 83 principalmente, y de finalmente conseguir la victoria en los años 88 y 89. Junto al él también crecieron otros equipos, como el Zor/BH, Teka, Hueso/Lotus y Kelme. Entre todos ellos, y con la televisión como testigo, España volvió a interesarse por el ciclismo y a tener protagonismo casi como segundo deporte nacional. Es un crecimiento que se mantendría en la siguiente década, en la que cambiarían los patrocinadores como el caso del Reynolds, ahora Banesto, donde el BH pasaría a ser el Amaya, donde Kelme seguiría siendo Kelme, y donde irrumpiría con fuerza el ONCE. Posiblemente la siguiente década, la de los noventa sería la más gloriosa de todo el ciclismo español.

Fotos: www.sitiodeciclismo.net
           http://www.memoire-du-cyclisme.net/
Muchas gracias a Salvador de la Web: Temporada Ciclista, sin el esta entrada no sería posible, en próximos días publicaremos más entradas sobre el Reynolds/Banesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario: