sábado, 15 de noviembre de 2014

LAS BICICLETAS ELÉCTRICAS Y LA SALUD

Cada día es más complicado movernos por las ciudades y como optativa podemos usar una bicicleta eléctrica, en http://www.ebici.eu/ podemos encontrar gran variedad de bicicletas.
La bicicleta eléctrica además de ser muy cómoda y práctica, nos sirve para hacer ejercicio. Hoy en día con el trabajo, los niños, la casa… casi no tenemos tiempo de hacer ejercicio y ya menos ir al gimnasio.
Por eso la bicicleta es el ejercicio ideal, además mientras nos desplazamos por la ciudad hacemos ejercicio, es la mejor forma de compaginar transporte y deporte.
Las bicicletas que nos podemos encontrar en Ebici son bicicletas de pedaleo asistido, una auténtica Pedelec, pesan menos y asisten mejor que otras bicicletas eléctricas, las Ebici cuentan con un innovador sistema electrónico que permite al usuario seleccionar hasta siete programas de uso, están dotadas con baterías de litio según modelos y motores de última generación, más silenciosos y potentes.
Al ser el pedaleo asistido hacemos un ejercicio moderado y no nos cansamos demasiado, esto es lo que busca la gran mayoría de personas que usa la bici para ir al trabajo.
Uno de los inconvenientes para no usar la bici para ir al trabajo es el excesivo sudor. Una bicicleta eléctrica elimina el problema de raíz. Cuando hace calor, se puede seguir el itinerario habitual transfiriendo más carga al motor eléctrico y cuando hace más frío o si quieres hacer más ejercicio, puedes apagar el motor. Con esto se consigue que la bicicleta sea el complemento ideal para ir al trabajo.
Además al andar en bici ayudamos a prevenir enfermedades de tipo cardiovasculares, hipertensión, diabetes… porque es una forma de mantenernos en forma y liberar el estrés diario.
Las bicicletas eléctricas poseen algunas ventajas frente a las bicicletas convencionales. Las bicicletas eléctricas son ideales para personas mayores con problemas de movilidad o personas con alguna limitación física. Ya que pueden combinar su uso en forma eléctrica o pedalear, ya que todas mantienen esta función primaria.
También se recomienda para personas sedentarias o con problemas de sobrepeso que comienzan a realizar actividad física y puede comenzar progresivamente a andar en bicicleta y cuando se cansan pasan a la función eléctrica.
La bicicleta eléctrica es segura y permite controlar el ejercicio que se realiza para no exigir demasiado a la persona que la usa, y además requiere menos esfuerzo cardiaco para aquellos que tienen problemas cardíacos.
La bicicleta eléctrica es muy rentable porque después de la inversión inicial apenas hay que gastar dinero. Y es un medio de transporte ecológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario: