jueves, 6 de agosto de 2015

FRANCIA A TRAVÉS DE SUS ETAPAS CICLISTAS

Tras veintitrés días y 21 duras etapas cubriendo la distancia de 3.360 kilómetros, el Tour de Francia ha finalizado. Christopher FROOME tras 84h 46' 14'' se ha hecho con el triunfo en la clasificación general individual por tiempos, llevándose también el maillot de montaña. Sin embargo Nairo QUINTANA ROJAS le siguió muy de cerca poniendole las cosas muy difíciles superando el 01' 12'' tras el anterior tiempo.

Este año el Tour de Francia nos ha llevado a 6 lugares inéditos en los que se desarrollaron las 9 etapas en llano, 3 etapas de media montaña, 7 de montaña con llegadas en alto, y dos contrarreloj (individual y por equipos). Por ello, es momento de recorrer las etapas del Tour de Francia, y así poder revivir con nuestra bicicleta de la mano de nuestros compañeros de viajes los momentos que nos han dejado nuestros ídolos. Esta vez se nos permitirá hacer altos en el camino para disfrutar de los paisajes y pintorescos monumentos que ofrecen las etapas.

La sexta etapa transita por los 192 kilómetros que separan Abbeville hasta Le Havre. Un recorrido por terreno llano por el que se puede apreciar la costa de Normandía la cual se encuentra plagada de acantilados. La zona ofrece una serie de ferries en las que puedes hacer un tour en barco con tu bicicleta, y donde podremos admirar la grandeza de estas formaciones rocosas directamente desde el mar.

En media montaña, el viajero puede encontrar una verdadera joya arquitectónica en la etapa que va desde Rodez a Mende, el recorrido de la etapa 14. Esta última cuenta con numerosos monumentos entre los que destacan la Catedral de Saint-Privat y el puente gótico. Para complementar este lote, el parque nacional de Cévennes, declarado 'Reserva de la Bioesfera', se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad.

Otra etapa con gran interés turístico es la antesala de la etapa final del Tour de Francia. El recorrido de la etapa 20 asciende por el paraje montañoso que va desde Gare de Modane hasta Alpe D'Huez. Los toques italianos de

Modane se hacen patentes con sus casas de colores vivos y sus balcones de hierro. El monumento más visitado de la región es la Maison Penchée (Casa Inclinada).

Y si aún con esta diversidad de experiencias el viajero no sacia su interés por la idiosincrasia francesa, siempre quedará París, meta del Tour de Francia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario: