Stefano Oldani y Alejandro Ropero, stagiaires con el Polartec-Kometa

El equipo continental Polartec-Kometa contará con dos nuevos corredores de aquí al final de temporada. El italiano Stefano Oldani y el granadino Alejandro Ropero se incorporan a la disciplina de la formación continental en calidad de ‘stagiaire’. Más juventud para un plantel joven, en constante formación.

Oldani (Busto Arsizio, 10 de enero de 1998) procede del Team Colpack transalpino y debutará con sus nuevos colores en la Vuelta a Hungría, que se disputará entre el 14 y el 19 de agosto. “Estoy muy contento con esta oportunidad y con muchas ganas de comenzar a trabajar con el equipo Polartec-Kometa”, reconoce un Oldani que, cuestionado sobre su ciclista favorito y sobre su perfil como corredor, concreta: “Admiro a Vincenzo Nibali y, en lo que a mí se refiere, creo que soy un corredor completo”.

“Es uno de los ciclistas italianos sub23 que parece que más progresión puede tener”, indica Félix García Casas, mánager deportivo de los equipos de la Fundación Alberto Contador. “Es un corredor que sube muy bien y que, en otro orden de cosas, puede tener una importante progresión con nuestro equipo, donde le podemos aportar la serenidad y la estabilidad que le puede faltar para que demuestre su valía como corredor”.

Esta promoción de Ropero (Otura, Granada; 17 de abril de 1998), por su parte, es la concreción de la apuesta firme de la Fundación por la formación de los corredores de su cantera. El andaluz debutará en la Vuelta a Burgos, entre el 7 y el 11 de agosto.

“Es mi primer contacto con el ciclismo profesional, además corriendo con formaciones WorldTour, y estoy más motivado que nunca. Llevo desde la Vuelta a Ávila preparándome a tope y a conciencia, todo un mes de duro trabajo, pero confío en poderlo hacer bien en Burgos. Mi principal objetivo es devolver la confianza depositada en mí en forma de buen trabajo para el resto del equipo. Pero también es un sueño poder correr con mis ídolos de siempre, y verme ahí, en el pelotón profesional. Está claro que no es un sueño del todo real, por el hecho de ser stagiaire, pero es un empujón enorme, un aliciente para motivarme y buscar el salto de categoría, lo que buscaré el año que viene consolidando una buena temporada”, indica Ropero.

García Casas explica al hilo de su promoción: “Alejando es un corredor que llegó al campus el primer año, no entró en esa ocasión, repitió al año siguiente y accedió. En junior demostró ser un corredor de una importante solvencia. Se ganó un hueco dentro del equipo. Es  un corredor muy completo, pasa bien la media montaña, es rápido y sabe leer las carreras. Ropero es muy hábil a la hora de meterse en cortes. Y ahora también tiene una oportunidad de dar un paso más en su formación. Yo destacaría que es un corredor de la Fundación prácticamente desde sus inicios. Y en Burgos puede hacerlo muy bien en ayudar, y meterse en los cortes por su valentía. Tiene un potencial muy alto de cara al futuro”.

Comentarios