YAMAHA TRACER 700, MOTO OFICIAL DE LA VUELTA

Yamaha es uno de los nuevos proveedores oficiales de La Vuelta, el mayor evento ciclista de  nuestro país.

El acuerdo convierte a la polivalente Yamaha Tracer 700 en la moto oficial de La Vuelta durante los próximos cuatro años.

Las motos serán utilizadas por el servicio de dirección de carrera, por los comisarios y equipos de apoyo, o por la asistencia neutra.

Yamaha es uno de los nuevos proveedores oficiales de La Vuelta, el mayor evento ciclista de  nuestro país. Desde que, en 1935, se realizara la primera edición, La Vuelta se ha convertido en la carrera estrella del calendario ciclista nacional. Este año se celebra la 73ª edición de la que es, junto con el Tour y el Giro, una de las competiciones por etapas en ruta más importantes del mundo.

El acuerdo convierte a la polivalente Yamaha Tracer 700 en la moto oficial de La Vuelta durante los próximos cuatro años. Una moto versátil que ofrece una experiencia de pilotaje única, con un equipamiento y características que la convierten en una auténtica moto rutera, ideal para los espectaculares recorridos que realizará La Vuelta este año por nuestro país.

“Tener una moto que nos garantice las mejores condiciones de seguridad en carrera es fundamental”, señala Javier Guillén, Director General de Unipublic, empresa organizadora de La Vuelta. “La cápsula de carrera es un ente itinerante y todos los elementos que la componen tienen que trabajar coordinados entre sí para que todo funcione a la perfección. El patrocinio de Yamaha es sinónimo de fiabilidad, precisión y seguridad en carretera, tres pilares fundamentales a la hora de organizar una prueba como La Vuelta”.

Con su reducido peso, de tan solo 196kg, viene equipada con el laureado motor CP2 de dos cilindros y 700cc, que garantizan una gran manejabilidad. Su cómoda y ergonómica posición de conducción, su alta pantalla y un depósito de combustible de 17 litros de capacidad, convierten la Tracer 700 en la moto ideal para disfrutar al máximo de cada desplazamiento, ya sea en ciudad o enlazando curvas en escapadas de fin de semana.

22 motocicletas
El acuerdo de colaboración de Yamaha para este año consiste en la cesión de 22 unidades de la Tracer 700 que serán utilizadas por la organización de La Vuelta: en el servicio de dirección de carrera, por los comisarios y equipos de apoyo, o la asistencia neutra.

En palabras de Víctor González, Country Manager de Yamaha: “en Yamaha llevamos el deporte y a la competición en nuestro ADN. Colaborar con un evento deportivo como La Vuelta supone una gran oportunidad para transmitir nuestros valores de superación y estilo de vida saludable. Para nosotros, se trata también de una gran oportunidad para acercar nuestros productos a un público muy amplio y demostrar su fiabilidad. Nuestra Tracer 700 destaca por su reconocida polivalencia y manejabilidad, lo que le otorga una capacidad increíble de adaptarse a cualquier circunstancia en carretera, por lo que se adaptará perfectamente a las necesidades de cada etapa de La Vuelta”.

Además de la visibilidad de la que gozará la Tracer 700 durante todo el evento, Yamaha tendrá presencia activa en el Parque Vuelta, el área de activación lúdica para patrocinadores que organiza La Vuelta. En diversas ciudades del recorrido se instalará una carpa desde donde se ofrecerá información de los modelos Tracer 700 y Tracer 900GT, además de obsequiar con materiales de merchandising a los asistentes y dar la posibilidad de conseguir uno de los varios maillots que Yamaha ha diseñado especialmente para conmemorar su participación en La Vuelta 18.

El acuerdo de colaboración entre Yamaha y La Vuelta reafirma el liderazgo, solvencia y prestigio de Yamaha no solo en nuestro país, sino más allá de nuestras fronteras.

Comentarios