Las Escuelas toman Pinto con motivo de la segunda edición de la Carrera de la Fundación

Carrera de Escuelas de la Fundación Alberto Contador.

Tras el éxito de su primera experiencia, este próximo 7 de octubre regresa la Carrera de Escuelas de la Fundación Alberto Contador. Una segunda edición que repite día, el primer domingo del mes, en una apuesta por convertirse en una cita fundamental dentro del calendario de las competiciones destinadas a las categorías de base de este deporte. Toda una fiesta del ciclismo formativo que sería imposible sin la colaboración del ayuntamiento de Pinto, el Centro Comercial Plaza Éboli, la cadena de restaurantes La Mafia se sienta a la mesa, los supermercados E.Leclerc, el Hotel Princesa de Éboli, el restaurante La Capilla y Rotor Bike Components.

La prueba, que cerrará por esta temporada el calendario madrileño de citas en ruta para Escuelas, tendrá su epicentro en un circuito de 1,7 kilómetros en el corazón del barrio de la Tenería de Pinto, concretamente en su avenida Juan Pablo II. Un trazado pensado para el disfrute no sólo de todos los participantes federados, sino también de aquellos chavales que quieran experimentar en sus propias carnes en qué consiste la competición.

De forma paralela a las carreras federadas, y aprovechando los tiempos muertos entre las diferentes categorías, desde la Fundación Alberto Contador se impulsa una carrera popular, gratuita y destinada tanto para bicis de carretera como mountain bike, cuya inscripción puede formalizarse a través de su página web. Es una inscripción diferente a las de las competiciones de escuelas, gestionadas en ese caso por la Federación de Madrid. Esta carrera popular es una novedosa e interesante forma de presentar y promocionar el ciclismo como deporte a niños y niñas que no están habituados a las carreras.

En 2017, en su primer año, la Carrera de Escuelas de la Fundación convocó a más de 300 participantes entre sus diferentes categorías.

Félix García Casas, mánager deportivo de la Fundación: “Estamos ante uno de los acontecimientos más importantes de nuestro año, más si cabe por nuestro compromiso con la promoción de este deporte. Todas las escuelas de Madrid tienen su carrera y, desde ese punto de vista, nosotros no podíamos ser menos. La primera edición fue todo un éxito, con un circuito que resultó atractivo para los participantes, con una bolsa de regalo con obsequios para cada niño, con la presencia de Alberto en la entrega de premios... La participación fue todo un récord e incluso vinieron escuelas de Valencia, de Asturias, de Cantabria, de Castilla y León, todas las madrileñas... Fue una auténtica fiesta y la gente salió muy contenta. De cara a este año vamos a intentar mantener ese nivel de organización y de atención con los niños, para que todo el mundo sienta ese cariño que le ponemos a esta prueba que tanta ilusión nos hace”.

Comentarios