El Tour de l´Ain, con el Grand Colombier al frente, mide a un Kometa Cycling Team con Hungría en el horizonte

31º Tour de l´Ain (Francia)
Del 24 al 26 de mayo

Alejado ahora de las carreteras por culpa de las secuelas de una fuerte caída en el descenso del Santuario del Acebo, en la pasada Vuelta a Asturias, hace un año Michel Ries protagonizó en las rutas del Tour de l´Ain algunos de los mejores momentos del primer año de vida de la estructura continental de la Fundación Alberto Contador. En una prueba muy disputada, el luxemburgués se movió entre los hombres importantes y acabó undécimo en la etapa más dura, el final en La Faucille, conquistando idéntica clasificación en la general final. No fue el único brillante destello del equipo, con un activísimo Isaac Cantón que capitalizó muchos minutos de la retransmisión televisiva de una primera etapa en la que, gracias a su escapada, acabó siendo designado el más combativo de aquel día.

El Kometa Cycling Team ha evolucionado mucho durante este año a todos los niveles, pero el punto de partida de cara a acudir a las rutas francesas es el mismo que entonces: no perderle nunca la cara a la carrera, correr sin complejos, mostrar ambición y cohesión. La caída en el Principado trastocó los planes de Ries, quien inicialmente tenía esta prueba en su calendario. Isaac Cantón será el único que repita con respecto a aquella formación. Juan Pedro López, Stefano Oldani, Samuele Rubino, Daniel Viegas y Antonio Puppio completarán el sexteto de la escuadra madrileña, de nuevo la única formación española que formará parte de un pelotón muy francés integrado por hasta tres formaciones WorldTour y ocho continentales profesionales. Una dificultad adicional ante la que crecerse. En la distancia Ries sigue afrontando una recuperación que progresa adecuadamente: “Me estoy encontrando cada día mucho mejor y ya he empezado a hacer de nuevo rodillo”.

El Tour de l´Ain propone un recorrido exigente, con una primera etapa muy favorable para una llegada masiva o el pulso entre una fuga y el pelotón y dos no excesivamente largas que, no obstante, tendrán final en alto dentro del Macizo del Jura. Primero, La Faucille, el fin de fiesta de hace un año. Y después, palabras mayores, el Grand Colombier, un coloso de 1.501 metros de altitud que vuelve a acoger un final de etapa por primera vez desde 2011 (cuando se impuso Thibaut Pinot). Mucho ha llovido desde entonces y no menos ha cambiado la prueba. En aquellos días el Tour de l´Ain aún se disputaba durante el mes de agosto y se desarrollaba sobre hasta cinco etapas. Desde el año pasado, reducido a tres días, se ha mudado a finales de mayo.

La gran montaña de la zona, un paraíso para los practicantes de este deporte con varias vertientes posibles, trae buenos recuerdos a las estructuras deportivas de la Fundación. Desde un prisma mucho más global, sus rampas fueron uno de los enclaves en los que se gestó un importante triunfo de un ciclista entonces junior, hoy en el Kometa Cycling Team sub23, el del catalán Álex Martín en la general del Tour de l´Ain juvenil. Al final, desde Culoz, la vertiente por la que se afrontará en este Tour de l´Ain, son más de dieciocho kilómetros de ascensión, con una pendiente media cercana al 7% y rampas del 14 y el 15% en algunos tramos. “No lo he subido aún en carrera, el domingo tendré el gusto. Pero ya solo por el perfil es bonito, bonito”, bromea Juan Pedro López. Una prueba de gran exigencia ante la inminencia de la Vuelta a Hungría, que arranca en dos semanas.

Las etapas:
24 de mayo: Bourg-en-Bresse – Saint Vulbas (162,6 km).
25 de mayo: Bellignat – Col de la Faucille (123,9 km).
26 de mayo: Parc des Oiseaux – Grand Colombier (118,9 km).

Comentarios