ROGER ADRIÁ Y GERARD ARMILLAS CERTIFICARON EN ALCALÁ DE HENARES SU TRIUNFO FINAL EN LA COPA DE ESPAÑA

El  XXI  Gran  Premio  Macario  se  resolvió  en  un  sprint  masivo  donde  el  más  fuerte  fue  el venezolano Rubén Leángel Linárez.

La Copa de España elite y sub 23 vivió a primera hora de la tarde de hoy su epílogo en Alcalá de Henares  (Madrid).  El XXI  Gran  Premio  Macario  repitió  como  novena  y  última  puntuable  del torneo, bajo la organización de la Federación Madrileña de Ciclismo y la RFEC, el patrocinio del Ayuntamiento de Alcalá de Henares y Macario Shimano, y la colaboración de Ford Deysa. En esta ocasión se rindió homenaje al exciclista profesional alcalaíno, Enrique Martínez Heredia.

Fueron 175 corredores los que tomaron la partida desde las instalaciones de Macario Llorente a las 9:30 horas, con el viento presente desde primera hora de la mañana pero sin amenaza de lluvia. En el corte  de  cinta  estuvieron,  entre  otros,  el  homenajeado  Martínez  Heredia;  el  gerente  de  Macario, Miguel  Ángel  Llorente;  y  el  Presidente  de  la  Federación  Madrileña  de  Ciclismo, José  Vicioso. Roger Adriá (Lizarte) y Gerard Armillas (Team Compak) partían con los lideratos provisionales de la Copa en sus categorías, pero con todo por decidir.

El recorrido que se afrontó fue similar al de los últimos años, de 155 kilómetros y el tránsito por los altos de Torres (3ª), Loranca (2ª), Pezuela (3ª) y un  nuevo doble paso  por Torres  (3ª). Desde el principio  hubo  intentos  de  fuga,  con  el  viento  haciendo  de  las  suyas  y  el  pelotón  rodando  muy estirado, rompiéndose por momentos hasta en tres grandes grupos.

Fue hacia el kilómetro 28 cuando se formó la fuga del día. En ella se incrustaron Abel Franco y Diego González del Supermercados Fróiz; Miquel  Faus y Javier Fuentes del Ginestar); Eduardo Pérez Landaluce y Alessio Acco del Kometa; Joan Albert Riera del Telco ́m; Alejandro Gómizdel  Mutua  Levante; Carmelo Urbano  del  Caja Rural; Julián  Barrientos  del  Rías  Baixas; Martí Márquez del Lizarte; y Modest Capell del Team Compak.

Poco a poco fueron cogiendo ventaja, al mismo tiempo que los contraataques por detrás no lograban enlazar  con  la  gente  de  vanguardia.  Al  pie  del  alto  de  Loranca  alcanzaban  casi  los  dos  minutos, mientras  que  en  el  pelotón  varios  equipos  buscaban  que  no  aumentara  mucho  la  diferencia, especialmente el Kuota Paulino. Delante era Urbano el más activo, siendo primero en todos los altos de  montaña,  así  como  en  las  metas  volantes,  lo  que  le  llevó  a  adjudicarse  la  victoria  en  ambas clasificaciones secundarias.

Tras el paso por el alto de Pezuela la diferencia, que llegó a tener una máxima de 3:15, empezó a menguar,  pero  nunca  de  forma  alarmante,  y  con  constantes  ataques  desde  el  paquete.  Hubo  que esperar hasta la última ascensión a Torres (km 123), para que el grupo de 12 se deshiciera, quedando delante un septeto con Urbano, González, Pérez-Landaluce, Márquez, Barrientos, Fuentes y Gómiz.

Por detrás, el resto de fugados trataba de reaccionar, acompañado por gente del pelotón que había saltado en dicha subida a Torres. El margen entre la vanguardia y las primeras unidades del pelotón apenas superaba ya los 40”.

A pesar de la colaboración de los siete de la escapada, todo el llano camino de Alcalá de Henares no hizo  más  que  favorecer  el  reagrupamiento  del  paquete  bajo  el  impulso  del Kuota  Paulino,  que ansiaba un sprint masivo perfecto para sus intereses. Y así fue. A menos de 5 kilómetros de meta todo el mundo fue neutralizado y el conjunto asturiano logró salirse con la suya, ya que el venezolano Rubén  Leángel Linárez  hacía  imponer su  punta  de  velocidad,  superando  en  los  metros  finales  a Roger Adriá (Lizarte) y a Alejandro Ropero (Kometa). El destino quiso que un corredor que fue dirigido por el recientemente desaparecido Jesús Rodríguez Magro, se hiciera con la victoria en la localidad de su exequipo, la EC Magro.

Asimismo, Roger Adriá y Gerard Armillas refrendaban sin sobresaltos su triunfo final en la Copa de España,  sub  23  y  elite,  respectivamente,  con  los  navarros  del Lizarte  imponiéndose  por  equipos. Antes  del  podio  de  los  mayores,  subían  los  laureados  del III  Trofeo  de  Ciclismo  Escolar  GP Shimano, celebrado durante la mañana en torno a la emblemática plaza de Cervantes.

En la ceremonia de entrega de premios estuvieron el homenajeado Enrique Martínez Heredia; el Director de Macario, Miguel Ángel Llorente; el Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Alcalá, Alberto Blázquez; los también Concejales Marcelo Isoldi y David Valle; el Alcalde del municipio Javier Rodríguez Palacios; y el Presidente de la FMC, José Vicioso. 

Comentarios