Cara y cruz para el Club Ciclista Meruelo en Euskadi

Cara y cruz en el fin de semana vasco para el Club Ciclista Meruelo. Un sábado sobresaliente, probablemente de los más completos de la temporada, y un domingo en el que se pagaron los esfuerzos del día anterior, pero que sirvió para aprender precisamente a gestionarlos.

En Larrabasterra, casi todo salió como debía. El Río Miera-Meruelo cadete materializaba un auténtico carrerón que se saldaba con la victoria de Lucía Ruiz al sprint, después de que su hermana Laura, intentado coger el corte definitivo y sin poder llegar a la cabeza, le hiciese el gesto para que arrancase. Una vez llegó a la cabeza, Lucía fue capaz de imponer su mayor punta de velocidad. Y gracias al trabajo colectivo de Ainara Albert, Marta Pérez, Raquel Quintana, Estela Domínguez, Carolina Leonardo y Julia Redondo, la escuadra consiguió la victoria por equipos.

«Era una carrera que me gustaba, y tenía muchas ganas de ganar porque este año he tenido buenos resultados pero me faltaba una victoria para rematarlo. Iba con algunas dudas porque el Campeonato de España me había dejado ‘tocada’ durante la semana, pero en carrera me vi muy bien. Cuando Laura nos indicó que iba justa, decidí saltar del grupo. Sabía que en un sprint plano era más rápida que Sandra, pero al picar hacia arriba no lo tenía tan claro. Al final salió todo genial. Estoy contentísima por mí y por el equipo», comentaba Lucía.

Y mientras tanto, el Río Miera-Cantabria Deporte sumaba un podio con Aida Nuño, que entraba segunda por detrás de Sara Martín (Sopela) en su primera carrera después de casi dos meses. La asturiana estuvo prácticamente en todos los cortes y al final formó parte del grupo de ocho que se acabaría jugando la victoria: «La verdad es que he ido mejor de lo esperado. Al principio noté mucho la falta de ritmo, pero a medida que pasaron los kilómetros me fui sintiendo cada vez mejor. A medida que se seleccionaba el grupo me iba viendo delante y, al final, nos quedamos juntas las tres que ocupamos el podio. Ante todo, ha sido una carrera muy divertida», recordaba Nuño.

Dicen que se gana o se aprende, y el domingo en Berriatua tocó aprender. Las cadetes pagaron el esfuerzo de la jornada anterior, pero tiraron de raza y dieron la cara pese al sufrimiento. Igual sucedió con el equipo junior, que siguió De las mayores, Elena Pérez hizo un papel más que digno, siempre junto a las mejores y demostrando una gran mejoría respecto al principio del año.

Ainara Albert, en Bakú
Por otra parte, la campeona de España CRI, Ainara Albert, parte hacia Bakú (Azerbayán) para participar en los Juegos de la Juventud. Una recompensa al grandísimo año que está realizando, y una experiencia única que ante todo debe disfrutar como se merece: «El sábado me encontré muy bien toda la carrera y creo que fue el día que mejor hemos corrido como equipo en toda la temporada. Así que voy a Bakú con muchísima ilusión, estoy cumpliendo un sueño. Para mí, un Top10 en la crono ya sería un sueño, y en la ruta tocará ser valiente y probarlo. Si no sale, sé que tengo una buena punta de velocidad y me puedo defender al sprint. Ante todo, quiero dar lo mejor de mí y demostrar que puedo hacer un buen papel».

Comentarios