El italiano Alessandro Fancellu triunfó en la Vuelta a León; y el Kometa Cycling Team fue el mejor equipo de la carrera

XXX Vuelta Ciclista a León.
Etapa 5: La Bañeza – Sahagún (126 km).

El italiano Alessandro Fancellu, una de las caras nuevas del equipo sub23 de la Fundación Alberto Contador para esta temporada, confirmó este sábado su buen momento de forma al cerrar su victoria en la general final de una Vuelta a León en la que ascendió al liderato tras su victoria en el Puerto de Ancares. El ciclista lombardo, medalla de bronce en los pasados campeonatos del mundo de Innsbruck en la categoría junior, concluyó dentro del pelotón principal en una última etapa frenética, afrontada a una altísima media superior a los 48 km/h, en la que se impuso el vasco Oier Ibarguren (Diputación de León). Fancellu ganó también las generales de la combinada, la regularidad, el mejor corredor sub23 y el mejor extranjero. El Kometa Cycling Team concluyó la carrera como líder de la clasificación por equipos.

En el ciclismo hasta que no se cruza la última de meta no se puede celebrar nada. Y con esa máxima partió el Kometa Cycling Team para gestionar el sábado. “De nuevo iba a haber dos carreras, una por la etapa y otra por la general, y además estaba la amenaza del agua. Porque la lluvia trae peligro, trae caídas, trae averías”, comentaba en la previa el director Rafa Díaz Justo. El agua acabó respetando. Muchos intentos de fuga tuvieron lugar en los primeros diez kilómetros. Para el kilómetro 17 se había conformado una escapada de quince corredores en la que rodaba el ganador de la etapa. Ese grupito, que iría perdiendo unidades a lo largo de la jornada, lograría una renta máxima de dos minutos. Al interés del Kometa de mantener la fuga en unos márgenes aceptables se le unieron varios equipos seducidos por la posibilidad de llegar al sprint a la meta de Sahagún.

Con la fuga a quince segundos del pelotón, en los últimos kilómetros, saltaría de la fuga Oier Ibarguren. El guipuzcoano lograría defender una decena de segundos para triunfar en la llegada. Unos segundos después llegaba el pelotón, donde un exultante Alessandro Fancellu celebraba por fin su victoria en la general final de la Vuelta Ciclista a León 2019. Fancellu, a sus 19 años y tres meses, se convierte en el ganador más joven de la carrera leonesa desde su creación, mejorando los registros establecidos en el pasado por Cristian Rodríguez (2015) y por el neerlandés Wouter Poels (2008).

Alessandro Fancellu, ganador de la Vuelta a León con 27 segundos sobre Sergio Néstor Araiz (Lizarte) y 1:05 sobre el noruego Adne Holter (Dare Bikes): “Ha sido una etapa muy rápida en la que al final se formó una escapada numerosa. Nosotros controlamos los dorsales peligrosos y cuando vimos que en la fuga no había nadie peligroso pudimos rodar más tranquilos en el control del resto de la etapa. De cara a esta carrera teníamos claro que tanto Ancares como Andarraso iban a ser dos etapas muy duras en las que se podían hacer las diferencias. En la etapa de Ancares pudimos jugar nuestras cartas. Después de ganar allí controlamos muy bien las dos etapas restantes. El equipo ha estado espectacular. Les debo esta victoria a todos mis compañeros, que me apoyaron muchísimo estos dos últimos días”.

El asturiano Eduardo Pérez-Landaluce y el madrileño Carlos García redondearon la participación del Kometa en la prueba leonesa con una doble presencia dentro del top-diez: quinto, a 2:35, y noveno, a 3:17, respectivamente. “La carrera pintaba bien desde el primer día de montaña. Con la llegada de la fuga a Ancares la general quedó prácticamente decidida, por lo que nuestra misión se centró en apoyar al equipo al máximo para lograr esta victoria”, indica García. “Estoy súper contento por todo el equipo. Hemos hecho todos un gran trabajo; hemos demostrado que fuimos el mejor equipo, teniendo además del ganador dos corredores en el top 10. Todos los compañeros han estado increíbles y nos ha salido una vuelta redonda”, aporta por su parte Pérez-Landaluce.

Rafa Díaz Justo, director del Kometa Cycling Team: “Día rapidísimo, la media ya te alerta de cómo ha sido el día. Durante treinta kilómetros hubo cierta tensión con la fuga muy numerosa que se había formado hasta que pudimos controlar todos los dorsales. Después levantamos el pie, lo que hizo que los equipos que querían disputar la etapa al sprint entrasen a trabajar en el pelotón. Para nosotros ha sido más tranquilo. Nos marchamos con un gran sabor de boca. Alessandro ha estado muy bien, pero el trabajo del equipo ha sido espectacular. La general por equipos en una carrera de este nivel tiene mucho valor por ese motivo”.

Comentarios