El Cantabria Deporte - Río Miera Meruelo cierra una temporada para enmarcar

Formar parte de una Vuelta a España que ha sido histórica, una medalla de bronce en el Campeonato de España sub-23, pelear por la victoria en la Copa de España prácticamente hasta el último kilómetro, participar en varias pruebas internacionales en España, Francia y Portugal con un pódium incluido en tierras lusas…estos son solo algunos de los logros de la escuadra UCI del Club Ciclista Meruelo con su equipo Cantabria Deporte - Río Miera Meruelo la temporada que recién acaba de finalizar y que ha sido para enmarcar.

Porque no es fácil competir con las mejores y estar siempre peleando por los primeros puestos. La temporada se presentaba ilusionante y las ciclistas, que fueron de menos más, respondieron a las expectativas generadas.

La temporada UCI arrancó con la participación en la Clásica de Almería, una carrera que fue muy dura y que estuvo dominada por los equipos World Tour. La siguiente cita fue en la Vuelta a la Comunitat Valenciana, que suponía el debut en una gran carrera por etapas, en la que las corredoras fueron aprendiendo a pasos agigantados.

No tardó en llegar la primera alegría de la temporada en forma de resultados con el segundo puesto de Susana Pérez en la primera prueba Copa de España, una competición que era una de los grandes objetivos de la temporada. Las pruebas que la conformaron fueron: Trofeo Villa de Noja, Gran Premio Igartza, Gran Premio Cidade de Pontevedra, G. P. Villaquilambre, Trofeo del Bajo Andarax, Trofeo Ayuntamiento de Estella, Trofeo Residencia Santa Ana de Abanilla y la Classica de L’Arros. En todas y cada una de esas carreras estuvo presente el equipo y siempre peleando por las primeras plazas, lo que propició que Susana Pérez, respaldada y apoyada en todo momento por sus compañeras y por el staff consiguiera mantener esperanzas hasta el final y llegara a la última cita con opciones de alzarse con la victoria en la clasificación general. Finalmente fue segunda pero el sabor de boca y las sensaciones que dejó el equipo en esa Copa de España fueron realmente buenas.

Susana Pérez fue protagonista también en la Vuelta a Extremadura en la que logró subirse al tercer cajón del pódium en la segunda etapa tras un apretado sprint. Otro gran resultado en una carrera por etapas con mucho nivel.

Por otro lado, cabe destacar la medalla de oro de Marina Garau en la modalidad de puntuación dentro de la categoría sub-23 en los Campeonatos de España que se celebraron en el velódromo Luis Puig de Valencia.

Además, tanto Susana Pérez como Marina Garau formaron parte del grupo de la Selección Española que representó al ciclismo femenino de nuestro país en el Tour de Francia del porvenir.

El gran hito de la temporada llegó con la participación en la Vuelta a España. Una cita histórica, que además tuvo una etapa en Cantabria, en la que las corredoras dieron la talla y en la que el aprendizaje fue enorme para todo el equipo. Torrevieja, Albacete, la Sierra de Madrid, Cantabria y, en la última etapa, la ascensión a los míticos Lagos de Covadonga para completar la gran carrera de España. Una experiencia inolvidable.

Más tarde llegó la medalla de bronce en el Campeonato de España sub-23 lograda por Susana Pérez. Sin duda, otro día memorable para el equipo en otra gran cita, cumpliendo con uno de los grandes objetivos de la temporada, subirse al pódium en el Campeonato de España.

Cabe destacar también la participación en vueltas de carácter internacional en España, Francia y Portugal con el pódium logrado por Marina Garau en tierras lusas. Y si hablamos de citas internacionales, también hay que resaltar el Campeonato Nacional de Puerto Rico de contra reloj individual logrado por Erialys Otero. Esas experiencias internacionales han permitido a todo el equipo conocer otra cultura, además de algún que otro triunfo en Portugal con Bea Roxo, una corredora que ha ido de menos a más en estos dos últimos años y ha logrado una gran mejoría en su rendimiento en estos dos últimos años.

Para Juanchu, técnico del equipo, que fue el último en incorporarse a la escuadra para completar así un grandísimo staff, creándose un cuerpo técnico muy bueno a todos los niveles, ha sido “una experiencia impresionante porque nos ha permitido a todas ir creciendo juntas y a nivel personal me ha permitido formar parte de un proyecto muy ilusionante y ha sido un placer formar parte de este grupo humano excepcional”. Además destaca que “el equipo se ha hecho grande a medida que la temporada iba avanzando y al final hemos conseguido unos grandes resultados”.

Por su parte, Roberto San Emeterio, máximo responsable del proyecto ha hecho énfasis “en esa histórica participación en la Vuelta Ciclista a España, la medalla de bronce en en el Campeonato de España sub-23, que al final es siempre uno de nuestros objetivos con un equipo tan joven como siempre tenemos”. Y, por encima de todo, destaca “el gran grupo formado por el equipo, la competitividad que han demostrado las ciclistas en cada carrera y que las ha permitido ir de menos a más. Estamos muy contentos con la evolución de las corredoras y con el buen ambiente generado en el grupo”. San Emeterio dice que están “creando esas bases para el futuro, un futuro que se presenta con cambios por la nueva normativa tanto de la Federación Española como de la UCI lo que hace que haya que ampliar los presupuestos lo que nos está llevando a reestructurar el proyecto y preparar una plantilla para la próxima temporada que será muy joven pero con mucho futuro y proyección, con algunas ciclistas que ya están confirmadas porque ya se han comprometido con el equipo”. Roberto San Emeterio destaca también que si «de algo estoy orgulloso es del enorme grupo humano que nos respalda» y hace un llamamiento «a todas las empresas que se quieran sumar a este bonito proyecto que lleva muchos años funcionando y que ha ido creciendo poco a poco gracias al trabajo y el apoyo de todo el mundo».

Foto: Cedida C.C. Meruelo

Publicar un comentario

0 Comentarios