Aaron Gate completa una semana perfecta en la Clásica de Nueva Zelanda

El ciclista del Burgos BH ganó la última etapa en Wellington, su cuarto triunfo en cinco días, y se adjudicó el maillot amarillo de la clasificación general.

El Burgos BH cierra su primera semana de competición del año de una forma inmejorable, habiendo logrado cinco triunfos en la Clásica de Nueva Zelanda. Aaron Gate dominó la carrera de principio a fin, sumando cuatro victorias de etapa y la clasificación general final. El polivalente corredor neozelandés brilló en la carrera de casa y logró un nuevo triunfo al sprint en la última jornada, lo que le aseguró subir al podio con el maillot amarillo. Es el cuarto ciclista en la historia que conquista esta carrera más de una vez, tras haberlo hecho también en 2019.

La etapa final se diputó a un ritmo trepidante por las calles de la capital del país, Wellington. Durante poco más de una hora, los ciclistas rodaron en un circuito técnico y explosivo en el que Gate pudo demostrar sus cualidades para hacerse con un nuevo triunfo con su selección nacional. La única nota negativa fue la ausencia de George Jackson, que no tomó la salida a raíz de la caída sufrida en el final de la etapa anterior, aunque no sufre ninguna lesión importante. Ambos volverán a competir el próximo sábado 20 en la Gravel and Tar, prueba de un día con numerosos tramos de tierra.

Aaron Gate: "La verdad es que ha sido un día bastante nervioso. Quería ayudar a mis compañeros para que ganase uno de ellos la última etapa. Tenía a uno de ellos a mi rueda en las últimas curvas y entonces me gritó ‘vamos’ y frenó un poco para que yo pudiera abrir un hueco. Miré a mi alrededor y vi que no estaba ahí, así que pensé que sería mejor acelerar. Fue genial conseguir una cuarta victoria. Ha sido irreal lo de hoy. Quiero agradecer el apoyo de todos los aficionados de Wellington".

Foto: New Zealand Cycle Classic

Publicar un comentario

0 Comentarios