Entrega y personalidad ante la tempestad en O Gran Camiño del Illes Balears Arabay

Días de mucha exigencia y aprendizaje para el Illes Balears - Arabay en O Gran Camiño. La formación cafetera cuajó una buena prueba destacando especialmente en la segunda etapa, con Alex Molenaar como uno de los grandes nombres de la jornada.

En la etapa inicial, la organización tomaba la decisión de neutralizar los tiempos de la contrarreloj debido a las fuertes rachas de viento que castigaban a los corredores durante todo el recorrido. Pese a este inconveniente, la formación balear no perdía su espíritu combativo y Alex Molenaar conseguía cruzar la línea de meta dentro del top-20, un buen resultado que auguraba grandes planes para el ciclista neerlandés.

La segunda etapa arrancaba acompañada por un granizo que castigaba a los ciclistas en los primeros compases de la jornada. Tras una gran pelea para que se formara la fuga del día, Alex Molenaar lograba infiltrarse en una avanzadilla de 11 corredores.

Ya en la penúltima ascensión del día, Molenaar exhibia su gran condición y seleccionaba la escapada para coronar el primero de los dos pasos por el alto de Líncora (2ª categoría) junto a otro corredor en cabeza de carrera. El buen entendimiento entre el dúo permitía al neerlandés empezar la segunda y definitiva subida con una renta de 35” respecto al grupo de favoritos.

En los últimos 3 kilómetros del puerto Molenaar, que rodaba en solitario en cabeza, era alcanzado por un trío comandado por Vingegaard (TVL) al que el corredor de la formación balear lograba aferrarse momentaneamente. Una vez coronada la ascensión, el neerlandés no arrojaba la toalla y se imponía en la volata del grupo perseguidor para finalizar sexto.

En la penúltima entrega de O Gran Camiño, el equipo se mostró muy activo durante el tramo inicial, intentando tener presencia en los múltiples intentos que se producían para formar parte de la escapada del día. Desafortunadamente, se formaba un grupo donde el conjunto balear no lograba tener presencia, poniendo fin a una racha de 11 escapadas consecutivas. Ya en la parte final, Molenaar volvía a ser el corredor más destacado cruzando la línea de meta dentro dell segundo grupo.

La lluvia volvía a castigar de nuevo en la jornada definitiva de la ronda gallega, que vio recortado su recorrido suprimiendo el descenso y la subida final al Monte Aloia (1ª categoría). De nuevo, el equipo buscó incansablemente estar presente en una fuga muy peleada que se formó una vez coronado el primer puerto puntuable. Ya en la última ascensión, Andrew Vollmer firmaba una buena actuación demostrando su buen rendimiento ante condiciones meteorológicas adversas.

Dani Navarro, director deportivo del Illes Balears Arabay, hace balance de la actuación del equipo: “En líneas generales estamos contentos con el rendimiento que han ofrecido los corredores, creo que hemos sido protagonistas y cerca de los puestos de honor con Molenaar en la segunda etapa. El clima ha condicionado mucho la prueba, pero el equipo no perdido su esencia y hemos buscado estar en la fuga en todas las jornadas.”

Debut en la Copa de España
El equipo sub-23 ha realizado su debut en la Copa de España en el Circuito del Guadiana. Una prueba de suma exigencia a causa del viento, que ha roto la carrera desde los primeros compases. Pese a no obtener los resultados esperados, los corredores han demostrado mucho carácter intentando revertir la situación.

Publicar un comentario

0 Comentarios