El Team Polti Kometa buscará éxitos en la Tirreno - Adriático, la carrera de los dos mares

Con la primera carrera del World Tour de 2024 ya en para la historia, es hora de afrontar la primera gran prueba por etapas de la temporada: desde Lido di Camaiore, como viene siendo habitual, comienza la Tirreno - Adriático. La carrera de los dos mares (llamada así porque conecta el Tirreno, últimamente a través de la Toscana, con el Adriático en la costa de Marche) servirá como excelente preparación para la Milán - Sanremo la semana siguiente.

Para el Team Polti Kometa, y especialmente para Matteo Fabbro, Davide Bais y Mirco Maestri, será la segunda oportunidad de la temporada después de O Gran Camiño para medirse contra el campeón del Tour de Francia Vingegaard. Junto a ellos, estarán el escalador Davide Piganzoli, el explosivo Jhonatan Restrepo, el valiente Mattia Bais y el velocista Giovanni Lonardi.

La prueba se desarrolla en siete etapas de lunes a domingo. Después de un breve inicio con contrarreloj y la llegada en esprint en Follonica al día siguiente, el tercer y cuarto día incluyen más de doscientos kilómetros cada uno, cruzando de oeste a este a través de Italia central vía Umbria. Estas serán oportunidades importantes para ciclistas resistentes y ofensivos, antes de dar paso a las dos etapas que decidirán la clasificación general: la quinta etapa transcurre íntegramente por Abruzzo, con subidas y bajadas continuas y la ascensión de San Giacomo sirviendo como trampolín hacia las rampas del 8% en la llegada en Valle Castellana; la sexta es la más dura, con la Forchetta, pian di Trebbio y el muro de Moria como aperitivo antes de los últimos 10 km de ascenso al monte Petrano. Finalmente, como siempre, restará el esprint en San Benedetto del Tronto.

El año pasado, en esta carrera destacaron las cualidades de Davide Bais, quien en la Tirreno - Adriático quedó segundo solo por detrás del ganador Roglic en la clasificación de la montaña y dos meses después ganaría una etapa inolvidable en el Giro de Italia en Campo Imperatore, que, aunque en una zona diferente, se encuentra en el Parque Nacional Gran Sasso donde la etapa 5 culminará el viernes. «Será mi cuarta Tirreno y estoy muy motivado», confía Bais, «es una carrera desafiante donde intentaré unirme a muchas escapadas y conquistar el maillot de mejor escalador. Venimos con un equipo completo, desde un Fabbro para la clasificación general hasta un Lonardi para los esprints».

Stefano Zanatta, director deportivo: «Es un honor ser invitados a esta competición, donde intentaremos como siempre ser protagonistas frente a unos adversarios de gran nivel. Daremos nuestro máximo compromiso y competitividad, centrándonos en la clasificación general con Fabbro, probando a Piganzoli en su primer test real de etapas con los mejores del mundo, y quizás obteniendo alguna satisfacción en términos de resultados y objetivos parciales con alguno de nuestros corredores que tenga la oportunidad».

Foto: Maurizio Borserini

Publicar un comentario

0 Comentarios