Biar y el exigente alto del Reconco se preparan para recibir la etapa reina de la Challenge Alicante Interior

La montaña cobrará protagonismo en la segunda jornada de la Challenge Alicante Interior con su único final en alto en el Reconco (1ª categoría). El próximo 18 de mayo, la ronda alicantina llegará a su punto más álgido con su etapa reina, que en sus 144 kilómetros de recorrido contará con 6 puertos puntuables en un día de suma exigencia.

Biar acogerá la salida de la etapa más exigente de la Challenge Alicante Interior. Tras un arranque de jornada en un terreno relativamente favorable, donde la carrera transitará por localidades como Canyada, Camp de Mirra o Beneixama, llegará el primer punto de interés, el esprint intermedio de Biar. Una vez superada la pancarta, la prueba se adentrará en la primera cota puntuable el día, el alto de Biar. Una subida con la que los corredores ya estarán familiarizados tras superarla en el primer día de competición.

Dejando atrás Biar, el pelotón afrontará un largo descenso que desembocará en el Port de Tibi (3ª categoría), una ascensión corta pero explosiva que puede jugar un papel determinante a la hora de acabar de confeccionar la escapada del día. Superados los primeros 50 kilómetros de la jornada, la prueba transitará por un terreno sinuoso y rompepiernas hasta llegar a Castalla, donde estará ubicado el segundo y último esprint especial del día (km-73).

A partir de este momento, la carrera se volverá mucho más exigente con el encadenado de el Port de Penyes Rojes (2ª categoría) y el Port de la Ermita de Polop (3ª categoría), donde se prevé una primera selección en el gran grupo. Sin tiempo para tomarse un respiro, el Port de Penyes Rojes volverá a ser protagonista con una segunda subida que servirá de aperitivo antes de afrontar el plato fuerte de la jornada, el Alto del Reconco (1ª categoría).

En la edición anterior, donde el Reconco también fue final de etapa, el grupo de favoritos se seleccionó desde las primeras rampas de la subida, dejando diferencias notables en la clasificación general. Con sus 7’6 kilómetros de ascensión con una pendiente media del 6’8% y picos que rozan el 20% se prevé un final de etapa por todo lo alto en un recorrido vistoso donde la estrategia de los equipos puede ser un factor determinante para la consecución de la victoria.

Publicar un comentario

0 Comentarios