Davide Bais se filtra en la escapada de la segunda etapa del Giro d’Italia

La segunda jornada del Giro d’Italia vio de nuevo cómo un ciclista del Team Polti Kometa probaba suerte en la escapada. Davide Bais (lanzado por su hermano Mattia en el km 0) se fue inmediatamente al ataque en un movimiento compuesto por ciclistas italianos. Junto con sus cuatro compañeros de aventura, el ganador del año pasado en Campo Imperatore cruzó el Canavese con casi cuatro minutos de ventaja sobre el pelotón. Luego, en el primer puerto de los cuatro disputados en la provincia de Biella, Piccolo del EF Team atacó y el ciclista del Polti Kometa persiguió al cabeza de carrera junto con otros dos sobrevivientes de la escapada.

En el tercero de los cuatro ascensos, hacia Nelva, el joven de 26 años de Trentino levantó el pie y esperó al pelotón, satisfecho después de 135 kilómetros luchando contra el viento y listo para ayudar a Davide Piganzoli y Matteo Fabbro en el ascenso al Santuario de Oropa, nombrado la Montagna Pantani de este Giro en memoria del logro del ‘Pirata’ en 1999.

Al final, Piganzoli fue el corredor mejor situado del equipo en línea de meta, terminando en el puesto 28º a casi dos minutos del ganador Pogacar (UAE). «Tadej es demasiado fuerte, pero logramos mantenernos juntos y mantener nuestro ritmo», comentó el escalador de Valtellina.

Ayer, el fugado del día fue Pietrobon, hoy fue Bais: «Después de disputar los esprints intermedios y la clasificación de la montaña, decidí guardar fuerzas», dijo Davide, «porque la carrera rosa todavía es larga y hay varios días para intentar lograr un buen resultado».

El director deportivo Stefano Zanatta agregó: «Estuvimos inmediatamente en la fuga con una gran actitud de los hermanos Bais. Davide hizo bien no solo en meterse en la escapada sino también en ayudar a sus compañeros de equipo, posicionando a Fabbro y Piganzoli al pie de la subida final. Estamos manteniendo nuestro nivel y la salud de los corredores, lo que es crucial para las etapas próximas».

Hoy habrá otra etapa en Piamonte, sobre 166 kilómetros: debería ser una oportunidad para los velocistas, aunque el final en Fossano no es completamente plano.

Foto: Sprint Cycling Agency

Publicar un comentario

0 Comentarios