Montaña y sterrato para una Vuelta a Madrid sub-23 espectacular

La Vuelta a Madrid 2024 recorrerá 511 kilómetros por la Comunidad de Madrid, con una contrarreloj por equipos inicial en Valdemorillo, una etapa con tramos de sterrato en Chinchón y, dos jornadas de alta montaña en Buitrago de Lozoya y Robledo de Chavela así como una etapa rompepiernas entre Paracuellos del Jarama y Alcalá de Henares. Las cinco etapas se disputarán del 10 al 14 de julio.

9 kilómetros de esfuerzo contra el reloj afrontarán los ciclistas de la Vuelta a Madrid para abrir boca en Valdemorillo. La localidad vivirá en horario vespertino una primera jornada espectacular que abrirá la pelea por la clasificación general. El recorrido no presenta una gran complejidad técnica, por lo que los corredores desarrollarán altas velocidades buscando el mejor tiempo.

La segunda etapa tendrá su epicentro en Chinchón para disputar 124 kilómetros por el sureste de la Comunidad de Madrid. Los corredores buscarán la meta volante de Valderacete en el km22'3 y el puerto de montaña de Valdealcalá (3ª categoría, km60). Después llegará el plato fuerte de la jornada, con un tramo de sterrato de 2'7 kilómetros ascendente a la salida de la localidad de Tielmes. Un punto en el que seguro se romperá la carrera, y que desemboca en Puerto Real donde se disputará la segunda meta volante (km92'6). Los ciclistas deberán ascender aún a Valdelaguna (3ª categoría, km112'5) a tan solo 6 kilómetros de la meta en Chinchón, para conocer al vencedor de la jornada.

La competición se desplaza en la tercera etapa al norte de la provincia. La tradicional etapa de Buitrago del Lozoya, sobre 102 kilómetros, llevará a los corredores a Puebla de la Sierra, donde disputarán una meta volante (km32'6) y comenzarán a ascender para coronar el puerto de 1ª categoría en el kilómetro 41'8. Buscarán entonces en un terreno muy duro la localidad de El Cardoso, donde se disputará una meta volante al paso por el Centro de Interpretación. Pero resta aún la doble ascensión a La Hiruela (2ª categoría, km 73'6) y Horcajuelo de la Sierra (3ª categoría, km85'4), que a apenas 16 kilómetros de la meta debería marcar diferencias entre los escaladores. El terreno de descenso y la preciosa rampa final a la meta de Buitrago del Lozoya provocarán a buen seguro muchos cambios en la clasificación general.

Regresa Paracuellos del Jarama como salida de la cuarta etapa de la Vuelta a Madrid sub-23. Será la jornada más larga con 143 kilómetros camino de Alcalá de Henares, y un día rompepiernas para ciclistas valientes. Los corredores darán un bucle inicial para ascender hasta Paracuellos del Jarama (3ª categoría, km21) y se dirigirán después al este para ascender Villalbilla (3ª categoría, km 52'3) y después en dos ocasiones Loranca de Tajuña (3ª categoría, km75 y 98). Tras disputar la Meta Volante de Nuevo Baztán (km119'2) los corredores descenderán el Gurugú a toda velocidad para vivir un bonito final en la Calle Colegios de Alcalá de Henares.

Broche de mucho nivel a la competición con la llegada de Robledo de Chavela como sede final de la carrera. Un total de 140 kilómetros por la sierra oeste y en formato circuito, para el deleite de los aficionados. La carrera ascenderá en tres ocasiones a La Almenara y Almojón (3ª categoría) en bucles de 34 kilómetros que incluyen idénticas tres metas volantes en Robledo. La ascensión final a La Almenara en el kilómetro 132'5 no será puntuable, pero a tan solo 7 kilómetros de la meta puede ser decisiva para la resolución de la Vuelta a Madrid sub-23.

La participación de lujo con todas las escuadras filiales nacionales y grandes equipos internacionales auguran un enorme espectáculo deportivo para una competición que se presenta el próximo lunes 8 de julio en la sede de la Consejería de Deportes de la Comunidad de Madrid.

Publicar un comentario

0 Comentarios