sábado, 12 de noviembre de 2016

MAGDA ÁLVAREZ - Azafata de la Volta a Galicia

Hoy hemos entrevistado a Magda Álvarez, azafata y jefa de protocolo de la Volta a Galicia y además es juez-árbitro de ciclismo:

1.-¿Es cierto que tu primer diente se te cayó viendo una Volta a Galicia?: 
Magda: El primero no, pero uno de ellos. Fue concretamente en 1998 en la impresionante subida al Monte San Roque, en Viveiro.

2.-Tus inicios en el ciclismo empezaron a muy corta edad en los campamentos, ¿qué recuerdos tienes de aquellos años?: 
Magda: Aquellos años los recuerdo como días esenciales en mis veranos. Mis padres optaban porque me quedara con ellos, pero desde que descubrí el primer campamento, quise volver siempre. Allí conocí a Mon, actual juez árbitro nacional de ciclismo, quien siendo monitor nos enseñó actividades variadas, y entre ellas, la pasión por la bici con diferentes salidas por el entorno natural de Palas, en Lugo.

3.-En una de esas salidas sufriste un grave accidente, donde te quedaste inconsciente y sufriste amnesia temporal, ¿cómo recuerdas esos días?: 
Magda: Los recuerdo y no los recuerdo. De aquel día y de aquellos días únicamente puedo decir que GRACIAS a quienes estuvieron conmigo en todo momento: a mi familia, a mis amigos/as, y como nombre esencial a Mon, que vivió conmigo todo en primera persona.

4.-¿Crées que el uso de casco es esencial cuando sales en bici?:
Magda: La protección siempre me pareció y me parece lo más importante a la hora de salir en bici. No importa que la normativa actual obligue a ir protegidos o no, ya que nuestra moral y educación sí nos debe obligar a llevar toda la protección posible. Quizás hay quien opina que no luce con casco sobre una bici, y yo por el contrario opino que incluso en un pequeño paseo podemos tener un imprevisto, un desequilibrio provocado por algo, o un cruce inesperado, y que el casco es lo mejor que nos puede quedar a todos... Cuando veo a alguien sin él, siempre pienso en decirle tristemente ¡yo lo llevaba!... y en repetírselo una y otra vez... como ejemplo de alguien que salió en bici protegida no solo con eso, y que aún así tuvo un accidente de este nivel... 

5.-¿Le has cogido miedo a la bici?: 
Magda: Aunque parezca increíble por mi unión a este mundo, sí, y mucho, hasta el punto de que pasó a ser pasión visual nada más, ya que el subirme a ella es una barrera más que aún debo superar. Lo intenté en alguna ocasión pero mi mente me puede. Creo no estar nerviosa pero de repente no soy capaz de mantenerme.

6.-Unos años después te surgió la oportunidad de ser azafata de pódium en la Volta a Galicia y no lo dudaste un segundo, ¿sentiste que necesitabas seguir vinculada al ciclismo?: 
Magda: Creí que era algo impresionante que tenía que aceptar, algo precedido de lo que había sido un mal verano para mí. Me hizo ilusión y obviamente dije que sí. Ahora después de casi diez años, porque en abril 2017 haré los diez, veo a la Federación Gallega de Ciclismo como una institución impresionante, llena de buena gente, al lado de la que crecí. 

7.-¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de ser azafata?: 
Magda: Lo que más me gusta es el momento podium, antes del protocolo de entrega, en el que ciclistas y directores viven sus primeros momentos después de la victoria. Son momentos emotivos al igual que la llegada a meta, algunos incluso llaman a sus familiares desde allí. Suba quien suba a podium, después de tantos años, arriba somos ya como una familia, la cual no se olvida del resto de ciclistas de cada equipo que contribuyen a que los líderes escuchen el “We are the champions” de fondo mientras sienten el cariño de los aficionados. 
Acerca de lo que menos me gusta, casi podría decir que el tiempo de estar en meta mientras transcurre la carrera en directo para otra gente de la organización. La etapa al completo en coche no la podemos hacer nunca ya que tenemos que tener todo preparado en podium antes de que la carrera llegue a meta. Únicamente hacemos un trayecto si la etapa pasa por la zona de podium antes de la recta final. Aún así, he de decir que desde carrera se preocupan y en numerosas ocasiones nos llaman únicamente para contarnos sensaciones, esa llamada que agradeces pero devuelves con una foto de mira cómo nos lo pasamos en meta... Y es que la realidad es que nos quedamos un equipo con una unión impresionante, y con la pantalla de EME Sports en la cual nos retransmiten toda la etapa en directo. Aprecio ir en carrera por lo que se vive dentro, pero he de decir que también es una gozada ver todo junto a ellos, y junto al resto de espectadores-aficionados que están a la espera de dejar de mirar la gran pantalla para ver llegar a todo el equipo de la vuelta.

8.-¿Cómo es un día normal de una azafata en la Volta a Galicia?: 
Magda: Un día normal equivale a un día de sensaciones más, levantándonos con la cuenta atrás de los pocos días de vuelta que quedan, apostando acerca de quien subirá a podium en la etapa y en el fin de vuelta... todo mientras nos arreglamos y bajamos a desayunar junto a toda la organización. Volvemos a la habitación y llega el momento de coger todo para irnos a la salida de etapa. Allí comienza el protocolo: primero las firmas de los ciclistas y después el acto protocolario de salida con el corte de cinta. Se da la salida y todo el equipo de Volta a Galicia marcha menos el equipo de meta. Nos juntamos para comer y estar atentos de la primera posible escapada a través de la pantalla o enlace a la web de la Federación. Posteriormente colocamos el podium (maillots, trofeos y flores), así como bebidas Powerade, aguas, etc. Disfrutamos entre la gente de los tensos minutos antes de la llegada, así como del paso por meta de los primeros ciclistas. Con la clasificación provisional vamos cubriendo lo que necesitamos cumplimentar en papel, el protocolo de entrega en sí, así como la imposición de pegatinas de equipos que alcanzaron victoria, en los diferentes maillots... En paralelo, priorizamos por la atención personalizada al ciclista que sube así como por la atención a las diferentes autoridades. Comienza la entrega de premios en podium. Al finalizar aún nos queda trayecto hacia el hotel. Cenamos junto a todo el equipo y descansamos.  

9.-Otra de tus facetas es la de ser juez-árbitro, donde tienes cuatro especialidades distintas, ¿qué te animó a examinarte?: 
Magda: Aunque nunca lo hubiera pensado, principalmente me animó el hecho de querer ver más carrera desde dentro. Cuando esto se lo cuentes a alguien y ese alguien es un ¡hazlo ya! en todo, el resultado es estudiar y presentarte. A las palabras de Begoña Alonso, actual juez-árbitro nacional, no se resiste nadie.

10.-Me han comentado que estás escribiendo un libro sobre ciclismo, ¿nos podrías adelantar algo?, ¿para cuándo estará rematado?: 
Magda: La edición de un libro creo que es la mejor manera de complementar mi paso por el mundo del ciclismo, con un tema tan importante como es la práctica de deporte y el uso de la bicicleta desde edad temprana, para una continuidad en la edad adulta, tanto en beneficio propio como en beneficio del medio, y tanto como práctica deportiva como medio para trasladarnos de un lado a otro. El mejor pilar para abarcarlo es el ámbito educativo, con lo que trato la inclusión del ciclismo como deporte esencial a practicar en los colegios, y no únicamente en el área de educación física sino que en ciencias, artística, lengua... porque como suelo decir... ¡con la bici también podemos hacer matemáticas! La sociedad no está concienciada, y yo tampoco con mi miedo a subirme a ella de nuevo, pero con la edición de este libro, el reto de volver a ella será esencial. Concretamente su edición será lo que tarde, ya que estoy inmersa en varios proyectos los que hacen que la continuidad del libro esté prevista para más adelante, aunque puedo deciros que ya está casi para cerrar y abrirlo para vosotros.

11.-¿Qué haces para mantenerte en forma, practicas algún deporte?: 
Magda: Intento cuidarme simplemente. En mi día a día tengo tantas cosas que ahora mismo no estoy yendo ni al gimnasio.

12.-¿Recuerdas alguna situación graciosa que te haya pasado en alguna carrera, tanto en tu faceta de azafata como de juez-árbitro?:
Magda: En los podiums, nosotras salimos con el trofeo, maillot y ramo, pero tanto el trofeo como el maillot lo entrega la autoridad al ciclista, y el ramo nosotras mismas. En uno de mis primeros podiums, con los nervios, subí como los días anteriores con el trofeo, y automáticamente como si de un ramo se tratara lo entregué yo misma al ciclista, siendo labor en ese momento del presidente. Cuando al momento entró al podium el presidente, de aquella Sabino, se encontró con que el trofeo estaba entregado, con lo que entre aplausos y grabaciones, un enhorabuena, la foto y sonrisas... Ésta puede ser una de tantas. Otra, por ejemplo, me llamó desde carrera Héctor Angueira, masajista, para que me ubicara en una zona concreta para darle un botellín de agua justo al pasar. Allí me ubiqué y saludando a un coche y a otro, en vez de darle yo el botellín, sin parar el coche noté una pequeña dosis de agua que me vino a mí... junto al alucine de todo mi alrededor, como recompensa a una de tantas bromas que hacemos continuamente.
Para mi primera carrera de aspirante a juez-árbitro me llegó por correo un polo de hombre de la talla L. No daba tiempo a que me enviaran otro o a que me arreglaran éste, la diferencia de talla era enorme, con lo que me fui a la carrera nadando en el polo a lo ancho y a lo largo. Las preguntas y las bromas fueron continuas... sentada podía encogerme y taparme casi sin que se me viera la barriga. Y aún así, para mi segunda carrera no lo arreglé confiando en que me llegaría un polo de mi talla, y sí me llegó algo, la experiencia de revivir aquella primera prueba...

No hay comentarios:

Publicar un comentario: