jueves, 15 de septiembre de 2011

HISTORIA DEL CICLISMO XXIII

El primer Campeonato del Mundo en pista cubierta tuvo lugar en Aylestone Roads (Leicester, Gran Bretaña) en 1883. Resultó vencedor el francés Fréderic de Civry. Diez años más tarde, en 1893, el también francés Henri Desgranges, registraba el primer récord mundial de la hora, con unos nada desdeñables 35,325 km, recorridos sobre el circuito del velódromo Buffalo, en París.
En esta última etapa del siglo XIX nacieron las primeras publicaciones deportivas consagradas exclusivamente al deporte del pedal y, también, la gran mayoría de las que se dedicaron al deporte general.
Pero fue ya iniciado el siglo XX cuando, gracias a ciertos entusiastas, apoyados todos curiosamente por publicaciones deportivas, nacieron las grandes carreras en ruta por etapas; el pionero Tour de Francia (el 1 de julio de 1903, de la mano del ya citado Henri Desgranges, apoyado en el predecesor de L'Équipe, L'Auto), el Giro de Italia (concebido por Costamagna, Cougnet y Morgagni, miembros del equipo directivo de La Gazzetta dello Sport, para el mes de mayo de 1909), y más tardíamente, la Vuelta Ciclista a España (cuya primera edición se celebró en 1935, por iniciativa de Juan Pujol, del diario "Informaciones", pero que había tenido su antecedente en la Volta a Catalunya, celebrada desde 1911). La principal prueba en ruta por etapas sudamericana, la Vuelta Ciclista a Colombia, no comenzaría a celebrarse hasta 1951.
Todas ellas tienen en común el ser carreras por etapas, es decir, se caracterizan por disputarse cada día una sección, más o menos larga y de características variables, del recorrido total, que se realiza, en la mayoría de los casos, a lo largo de tres semanas.
Participan en ellas equipos, no ciclistas individuales, por más que cada equipo tengan un líder (conocido como jefe de filas), al que los demás componentes (denominados gregarios), ayudan a alcanzar el triunfo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario: