Doblete del Polartec-Kometa júnior en Bostronizo

Foto: Raúl de la Fuente
XXXII Vuelta al Besaya
Etapa 2: Villacarriedo - Bostronizo (76,1 km)

El granadino Carlos Rodríguez se impuso en solitario en la segunda etapa de la Vuelta al Besaya, con final en Bostronizo, y se aupó hasta la segunda plaza de una clasificación general en la que, por seis segundos, se mantiene al frente el catalán David Domínguez (Tot Net-Terrassa Ciclisme). El barcelonés Álex Martín redondeó una gran jornada del Polartec-Kometa al concluir segundo, a ocho segundos de su compañero.

Una segunda etapa de nuevo muy movida y con mucho protagonismo de la formación madrileña, siempre atenta a todos los movimientos en cabeza de carrera. Martín coronaría en primera posición el Alto de San Martín y segundo cruzaría por el Alto de Hijas, cimentando su ascenso al liderato de la general provisional de la montaña.

Mediada la etapa, a la altura de Los Corrales de Buelna, comenzaría a configurarse una fuga en la que logró introducirse el madrileño Javi Serrano, fundamental en su génesis. Una escapada que acabó estando formada por siete unidades y logró rodar con 1:50 de margen cuando restaban diez para el final. Pero las diferencias bajaron sustancialmente en un poco margen.

En la subida final, cuatro kilómetros al 6,5% y rampas del 12%, arrancó Álex Martín desde el grupo de favoritos, alcanzando la cabeza de carrera y marchándose en solitario. Un demarraje demoledor en los primeros compases que sólo pudo aguantar, temporalmente, el portugués Joao Carbalho (Arte en Transfer), quien rodaba en la fuga. Carlos Rodríguez, que a su vez demarró mediada la ascensión en todo un asalto a la general, acabó alcanzando a su compañero dentro del último kilómetro.   

Foto: Raúl de la Fuente
Álex Martín: “Me he visto muy bien incluso desde el primer puerto, donde arranqué para quitarle puntos al primero de cara a la general de la montaña, porque Iván comenzaba el día bien metido. Ahí ya me noté que iba bien de piernas. Y en el segundo hice igual. Al final, la estrategia era arrancar desde abajo, íbamos a hacer daño, así provocábamos desgaste y luego, en función de cómo fuera la carrea, se movía Carlos. Así lo hicimos y Carlos me ha pasado como un rayo. Con las ventajas que hemos recortado hoy el día de mañana se nos presenta muy ilusionante. Yo creo que el que se ponga o salga de líder será el que gane la Vuelta”.

Este sábado, la etapa reina. Serán 75,1 kilómetros los que separarán Santander del embalse de Alsa, en Bárcena de Pie de Concha. Una tercera etapa endurecida por la presencia de Castillo Pedroso en el recorrido. La ascensión a Alsa, una superficie acuosa a los pies del icónico Pico Jano, se desarrolla sobre ocho kilómetros, realmente siete porque el último es un falso llano. Cuatro son muy duros, con porcentajes medios en torno al 9% y rampas de hasta el 11%.

Comentarios