Valtellina, un stage en un paraíso

Pocos, muy pocos deportes permiten a los aficionados disfrutar de su afición en los mismos escenarios donde tiene lugar la alta competición. Un hecho diferencial, que no único, del ciclismo. Pero con la bicicleta, al menos, es diferente, majestuoso. La grandeza del medio natural, de sus montañas, de sus paisajes, al alcance de nuestros sentidos y nuestros esfuerzos. Paraísos para la bicicleta hay muchos, pero con las condiciones de la Valtellina la cantidad se reduce. Da igual que sea para la mountain bike o la bici de carretera, incluso para una práctica más recreativa gracias al sendero ciclable que recorre todo el valle sobre más de 110 kilómetros. Un paraíso dentro los paraísos, con pasos de montaña icónicos, donde se dan la mano la épica de las carreras y también la historia en sí misma. Tales son los mimbres del Polatec-Kometa durante su concentración previa al Giro de Italia sub23 en el Rezia Hotel de Bormio.

Comentarios