Álex Martín se impone en la general del Ain Tour

Ain Bugey Valromey Tour 2018
Del 12 al 15 de julio

Grandísimo resultado para el ciclismo junior español que llega de la mano de Álex Martín y una portentosa actuación de todo el bloque del Polartec-Kometa. El corredor catalán se impuso en la general final del prestigioso Ain Bugey Valromey Tour después de asaltar el liderato en la última etapa de la ronda gala, 105,5 kilómetros entre Artemare y Les Plans d´Hotonnes con cuatro puertos de montaña en su trazado, uno de ellos albergando la meta.

Una vuelta de gran entidad y más exigencia en la que los corredores han tenido por delante un recorrido muy duro donde sobresalía, durante la jornada del sábado, el paso por el Grand Colombier. Martín, reciente ganador de la Vuelta al Besaya, ha desplegado en las carreteras francesas una lección de paciencia y trabajo, materializando su apuesta por el amarillo en la jornada final, donde acabó tercero pero logró saltar de la cuarta a la primera plaza.

Fundamentales este domingo fueron los esfuerzos de Iván Oliver y de Manu Garrido, quienes se sacrificaron por su compañero. Oliver y Garrido se había destacado en las fugas. Juntos dentro de los últimos veinticinco kilómetros, han parado para esperar a un Martín que había atacado desde atrás, rompiendo la carrera. Una vez juntos, dentro de los quince kilómetros finales, Oliver y Garrido se han exprimido a favor de su compañero, que ha tomado su relevo en los últimos siete para vaciarse en un mano a mano contra el líder, el segundo y el tercero de la general, que rodaban sin equipo.

“Ha sido un día redondo para todos”, comenta Martín. “La verdad es que ha sido una vuelta impresionante para nosotros. Empezó bastante mal  porque el primer día se fue una escapada de 22 corredores y no hubo nadie de los nuestros delante, pero minimizaron los tiempos en los dos puertos que había al final para lo que podía haber sido. A partir de ahí los ciclistas reaccionaron”, aporta Félix García Casas, quien ha ejercido de director deportivo en la prueba. Tras una primera etapa complicada, en la que se dejó 2:27 con respecto al ganador, el ciclista barcelonés incrementó su presencia en carrera y comenzó a mejorar en la clasificación.

“En la etapa final el comportamiento del equipo ha sido fantástico”, índica García Casas. “En el primer corte de catorce  corredores ya estaban delante Manu Garrido e Iván Oliver, con la previsión de que probara Álex en el segundo de los puertos, desde lejos, porque la diferencia era importante, y la parte final no era tan dura como para hacer esa diferencia. Pero hasta el final no lograría irse solo. Yo pude avisar a Manu e Iván, que pararon y a partir de ahí se inicio una gran actuación”.

La vuelta la ha ganado Alex por 45 segundos. “Destacaría  el trabajo de los corredores, el nivel de forma de Martín y también la apuesta que hizo el equipo para que no fuera a los Europeos, como estaba previsto, para que pudiera venir aquí, a una carrera dura, de fondo, con participación internacional… Una carrera de altísimo nivel. A parte de la victoria, estoy seguro que los chicos han aprendido mucho con esta experiencia”.

Comentarios