Se anunciaron los ocho corredores seleccionados en el Campus ‘La Mafia se sienta a la mesa’ que correrán en el Kometa Cycling Team juvenil

El Kometa Cycling Team comienza a dar sus primeros pasos de cara a la temporada 2020 con la configuración de su nueva plantilla, que volverá a estar compuesta por trece corredores. Ocho serán los ciclistas que se incorporen al octavo proyecto de la Fundación Alberto Contador en la categoría juvenil, ocho corredores seleccionados entre la treintena de participantes en la última edición del Campus ‘La Mafia se sienta a la mesa’ de Zaragoza.

El andaluz Marcus Knight Chaneac, el cántabro David Gimeno Pardo, el catalán Arnau Gilabert, el soriano Antonio González Torres, el valenciano Pablo García González y los madrileños Samuel de Pablo Rubio, Miguel Ángel Molina Castrejón y Miguel Ramos Cabañas han sido los ocho corredores finalmente elegidos. Salvo Arnau Gilabert, todos serán júnior de primer año en 2020. Miguel Ángel Molina, por su parte, ingresa en el equipo después de haber pasado en su día por la Escuela Plaza Éboli que también sustenta la Fundación.

No ha sido nada fácil la decisión final ante el gran nivel académico y humano de todos los aspirantes. “Siempre resulta muy difícil hacer una criba y todos los años siempre acabas teniendo esa sensación de dificultad, pero el nivel del Campus de Selección de este año ha sido muy sorprendente y es posible que haya sido el año en el que menos unanimidades hemos tenido a la hora de elaborar la lista de admitidos”, aporta al respecto el director del Kometa Cycling Team Guillermo Gutiérrez.

“Una de las últimas ideas que les transmitimos a los chicos durante la celebración del Campus era que, lamentablemente, teníamos que hacer una selección y que esta selección obedecía a los criterios del cuerpo técnico del equipo en función de lo que vieran durante las entrevistas personales, las dinámicas de grupo o la salida en bicicleta. Pero que esta selección no significaba en absoluto que todos los que se han quedado fuera no valgan para ser ciclistas”, indica Félix García Casas, mánager deportivo de la Fundación.

“Al final son tres días muy intensos donde se intenta conocer un poco más de cada uno de los chicos, en los que se busca conocer cosas como por ejemplo cómo se relacionan con sus compañeros, cómo trabajan en equipo, cómo gestionan la responsabilidad… Donde en definitiva buscas los corredores que pueden encajar mejor con la metodología de la Fundación. De este Campus 2019 podríamos haber sacado perfectamente dos equipos”, añade.

De este 2019 seguirán en la plantilla los cinco corredores juveniles de primer año: el alicantino Pedro Beneit, el andaluz José Luis Medina, el balear Francesc Bennassar, el cántabro David Quevedo y el madrileño Alejandro Luna. A lo largo del mes de octubre se convocará a los corredores junto a sus padres, madres o tutores para explicarles en profundidad el funcionamiento del equipo y para proceder a la toma de medidas para las equipaciones y complementos, así como la talla de bicicletas. Como en temporadas precedentes, la nueva formación se reunirá en una primera concentración que se desarrollará antes de la finalización del año, muy posiblemente en la madrileña Sierra de Guadarrama.

Comentarios